Media ala negra: resiliencia, mi obra y una vieja anécdota

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Media ala negra: resiliencia, mi obra y una vieja anécdota

Hace más de una década tuve una de las imágenes que más aprecio y guardo en mis recuerdos, era una época dura, no tenía forma de cambiar mi realidad, aún no cumplía mi mayoría de edad. Comenzaba a escribir mis primeros versos, no tenía un peso pero si la necesidad de salir. Unos meses atrás de mi cumpleaños el que marcaba que ya era mayor de edad, tuve la posibilidad de ingresar a una academia de artes.

La buhardilla era una academia en Bogotá, ciudad en la cual eché a andar mis primeros años. Cursaba elementos grasos o el segundo nivel de dibujo. Lo que hacía que mi mochila siempre tuviera materiales: lápices, pinturas, tizas, y papel edad media… Iba casi todos los días, contaba con el apoyo de una gran chica Julieta.

La conocía desde el colegio, ella estuvo en mis años de mayor fragilidad sensible, soportándome, haciéndome más fuerte y por sobre todas las cosas estando ahí justo cuando más le necesitaba por mi parte sé que aporte bastantes cosas en su personalidad y la lleve a distintos espacios… Aunque debo admitir que jamás he sido la mejor pareja.

Ella también compartía mi edad, lo que supone quizás similares dolores y ausencias. Quizás la adolescencia es un poco similar para todos… Aunque única para cada individuo. Comentaré que el día que pude ver este símbolo (media ala negra) Julieta estaba destrozada, su madre le había hecho sentir muy mal y bueno ella no tenía una forma distinta al arte con la cual pudiera salir de esto. Pronto tomo una serie de vinilos que estaban en su casa, con ellos dibujo en todo su cuarto. Un poco inspirada en no dejarse llevar por la tristeza dibuja una serie de símbolos.

Pero el que más guardo fue una mariposa que no contaba con una ala, era una mariposa negra. Su posición en la pared daba cuenta de que la misma continuaba volando. Y quizás eso era lo que ella quería demostrarme, pues ella seguía ahí… Así estuviera destrozada por dentro ella estaba ahí creando y es por eso que a la obra que he realizado en los momentos de mayor ignominia le creo bajo el pseudónimo de media ala negra, obra que dedico y dedicaré siempre a esta chica.

Puedes seguirla en

Instagram: https://www.instagram.com/media.ala.negra/